Instrumentación Estuctural o monitoreo de la salud estructural

El monitoreo de la salud estructural es un proceso que consiste en la captura continua o
periódica; de forma permanente o habitual, de los parámetros más representativos que permiten conocer el estado de una estructura. Lo cual significa que puede realizarse a corto, mediano, largo plazo o inclusive durante la vida útil de un inmueble.

Las principales actividades que conforman el monitoreo estructural son:

  • Selección de la estrategia del monitoreo
  • Instalación del sistema de monitoreo
  • Mantenimiento del sistema de monitoreo
  • Manejo de los datos
  • Cierre de actividades

Instrumentación Sismica

Los instrumentos usados para observar sismos deben ser capaces de detectar la vibración pasajera, de operar continuamente con capacidad de detección muy sensitiva, poseer tiempo absoluto de tal manera que el movimiento pueda ser registrado como una función del tiempo y deben tener una respuesta lineal conocida al movimiento del suelo (instrumento calibrado) que permita que los registros sísmicos estén relacionados al contenido frecuencial y a las amplitudes del movimiento del suelo. Sin embargo, dado que no todos los instrumentos pueden registrar todos los posibles movimientos con una respuesta lineal, ha sido necesario desarrollar instrumentos para observar en el amplio rango dinámico de amplitudes y en el amplio ancho de banda en frecuencias, de todas las posibles señales de interés, evitando la interferencia de ruido ambiental.